El suicidio ya no puede ser más un tabú, según el Departamento de Salud. Ante el incremento de tentativas entre los jóvenes en este 2021, y como muestra del interés para reforzar el cuidado de la salud mental, la Generalitat presentó este jueves el Plan de Prevención del Suicidio de Cataluña (Plapresc), una iniciativa con la que busca reducir la tasa de intentos y muerte en más de un 15% hasta 2030 y reducir el estigma social.

”Las muertes por suicidio son evitables y tenemos que conseguir este hito. Hay que romper el estigma y hablar abiertamente”, indicó Argimon. El nuevo plan cuenta con la participación de 300 profesionales de diferentes ámbitos que implementarán un conjunto de medidas para llevar a cabo un abordaje integral y comunitario con el que reducir los casos e intentos de suicidio, la principal causa de muerte no natural y la segunda entre jóvenes de 15 a 29 años en Cataluña. La tasa de mortalidad es de 2,39 por cada 100.000 habitantes. En 2019 se produjeron un total de 441 suicidios, de los cuales el 73 % fueron hombres, y más de 2.600 personas sufrieron las consecuencias traumáticas y de duelo. Además, según el Departamento de Salud, el suicidio presenta también un claro sesgo social, puesto que se da más a menudo en personas con condiciones socioeconómicas desfavorables.

El plan Plapresc prevé medidas de prevención y control de la conducta suicida para dar una respuesta adecuada a cada situación y tratar de disminuir el estigma de la sociedad respecto este suceso.

Según el Departamento de Salud, el suicidio presenta también un claro sesgo social

También incorporará la atención a los supervivientes, a la familia y a los profesionales, y se activarán los circuitos de derivación a recursos de apoyo comunitarios, como las entidades de personas que han intentado suicidarse.

Por otro lado, en el marco del plan, se creará una comisión de seguimiento interdepartamental para coordinar el trabajo conjunto entre todas las consejerías implicadas, así como otras administraciones y organismos con el objetivo de crear un sistema que integre los datos de todos los agentes implicados en la atención al suicidio.

Puntos de activación

Asimismo, se potenciarán los puntos de activación y la mejora de la calidad del Código Riesgo Suicidio, un instrumento pionero y clave en Cataluña, vigente desde 2014, destinado a hacer seguimiento de las personas con conductas suicidas. En concreto, se revisará el procedimiento de este protocolo en los servicios de urgencias generales y en otros asistenciales que no son necesariamente de salud mental para identificar si se adecuan a las buenas prácticas basadas en evidencias científicas.

“El 70 % de las personas que han hecho un intento de suicidio, en las semanas o meses anteriores han consultado en algún momento a los sistemas sanitarios, pero no han expresado nunca su idea. Por eso hay toda una acción formativa y de sensibilización hacia la atención primaria y la ciudadanía”, agregó el consejer0.

Así lo presentó este jueves el consejero Josep Maria Argimon en una rueda de prensa en la que llamó a “romper tabús y hacer más énfasis en el acompañamiento y el apoyo, tanto a los propios supervivientes, como a su entorno”.

Fuente: https://elpais.com/espana/catalunya/2021-09-09/cataluna-presenta-un-plan-contra-el-suicidio-y-busca-romper-el-tabu.html

Por james

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Messenger